Etiquetas

,

Dedicado al señor Biden.

Me baño sin anteojos.
Recién me bañé y descubrí lo bueno que es mirar el mundo sin anteojos.
El baño parecía impecable, en el espejo me vi joven y lindo.
No es la primera vez que me baño; pero siempre lo hago perdido en pensamientos elevados, sin prestar atención al entorno. Hoy, por alguna misteriosa razón, miré; y tuve esta epifanía que quiero compartir con mis miles de seguidores.

hljorge